Testimonios

Familia Fernández


“No tienes la sensación de ser un cliente, sino que estás entre amigos que quieren lo mejor para ti y para los tuyos”

 

Foto familiaHoy toca revisión del tratamiento de ortodoncia de los chicos  y toda la familia acude a la cita, son Marco Fernández, su mujer Raquel Joaquín y sus hijos Abrahan de 17 años y Andrea de 13. Cada uno con una actitud distinta ante la salud dental, la madre del clan, Raquel se define como “obsesionada con la higiene y el cuidado de los dientes” ella trajo a la familia a la Clínica.

.- Fue ya hace tiempo, la madre de una amiga de Andrea me recomendó Lasedental y en la primera revisión me dijeron que sólo necesitaba una limpieza, que se notaba que me cuidaba la boca. Siempre he recalcado a mis hijos lo importante que es tener bien la dentadura. Me preocupaba Andrea porque se chupaba el pulgar desde pequeña (el resto de la familia asiente sonriendo) y había deformado la mandíbula superior de tal manera que le afectaba al habla y al oído.

.- ¿Y qué pasó entonces?

.- Tras el diagnóstico hubo que tomar decisiones, para ello nos ayudaron muchísimo, nos pusieron todo tipo de facilidades. Es una de las cosas que quiero destacar lo bien que te tratan aquí, no tienes la sensación de ser un cliente, sino que estás entre amigos que quieren lo mejor para ti y para los tuyos y que buscan cómo conseguirlo. Fue hace tanto tiempo ya… Los críos han crecido viniendo al dentista, a ellos les gusta venir, no como a su padre – Marco ha estado callado hasta ahora, pero llega su turno.

.- ¿Por qué no le gusta venir al dentista, Marco?

.- Yo sólo vengo de acompañante, a mí lo de sentarme en el sillón ni atándome (risas). Fuera bromas, me hicieron un escarnio en la boca cuando era joven y quedé traumatizado. Sé que ahora esas cosas ya no pasan y veo a mis hijos venir a la consulta encantados. Tengo que venir a sacar una muela antes de diciembre porque luego me voy a trabajar a Dubai y no quiero ir así. Ya que esto va a quedar por escrito me comprometo a pedir cita antes de irme.

.- A ver si es verdadapostilla Raquel hay que ser conscientes de la importancia que tiene la boca para la salud y tiene que ir con la boca arreglada. Es verdad que ellos vienen encantados y hasta preocupados por no haber cumplido con los cuidados que les recomiendan para el mantenimiento de los brackets. Les tienen más respeto a los dentistas que a mí (más risas familiares). Fíjate si estoy contenta con vosotros que os he traído a mi madre, a mi padre, a las madres de los amigos de mis hijos.

.- Sólo falto yo – remata Marco – pero vendré, vendré. 



 

Mónica Rodríguez Vidal


“Lo mío no era miedo al dentista, era pánico”

 

_DSC0024

El caso de Mónica Rodríguez es paradigmático, con cuarenta años pasó de no querer pisar la consulta de un dentista a recomendárselo a todo el mundo. Hoy luce una sonrisa estupenda gracias a haber superado sus miedos.

.- Lo mío no era miedo al dentista, era pánico, desde pequeña le tenía terror. Me negaba a ir a pesar de que necesitaba sin falta arreglarme la boca. Una buena amiga me recomendó venir a Laserdental y cuando vine la primera vez me temblaba todo. Me atendió el Dr. Fernando Orbezo y me dijo que me iba a tratar como a los niños, empezando por lo más fácil para luego hacerme los tratamientos más complicados. No me movía de la silla, estaba paralizada del miedo. Pero poco a poco, empecé a relajarme, comprobé que no me hacía daño, que con paciencia iba explicándome todo lo que me hacía, hablando incluso de otras cosas para que me relajara, de una manera muy suave, incluso con dulzura.

.- ¿Cuánto hace de esa primera visita?

.- Como dos años y medio, desde entonces se me quitó el miedo al dentista totalmente, ahora vengo a la consulta como quien viene a tomar un café. En ese tiempo me he hecho todo tipo de tratamientos dentales: endodoncias, curetajes, extracciones, puentes, limpiezas. Todo lo que necesitaba, hasta un blanqueamiento, porque ahora que tengo bien la dentadura y me encuentro estupenda quiero que reluzca. ¡Tenía que haber venido hace veinte años!  Hoy tengo cita para hacerme una férula para dormir porque aprieto mucho los dientes en sueños y así no los daño, hay que cuidarlos.

.- Ha ido de un extremo a otro, del pánico a estar encantada.

.- (Risas) Tengo que c_DSC0028onfesar que hasta el propio Doctor Fernando me dijo que era la paciente más miedica que ha tenido nunca. Eso sí, yo nunca me apartaba ¿eh? Yo me quedaba paralizada pero le dejaba trabajar. Lo he superado gracias a que en la Clínica nunca he tenido ningún dolor y al trato tan cariñoso y paciente que han tenido conmigo. No sólo el Doctor Fernando es cariñoso, lo es todo el personal, tienen atenciones desde que entras por la puerta, por no hablar de los cafés que te ofrecen en la exótica sala de espera de abajo. Y luego está el tema económico, lo he financiado todo sin ningún problema. El mejor ejemplo de lo que estoy contando es que he traído a mi madre a la Clínica, a mi sobrina, a mis amigos. En cuanto puedo recomiendo Laserdental a todo el mundo. Además los que trabajamos, como es mi caso que hago estudios de mercado, tenemos problemas a la hora de encajar citas médicas, pero como estáis abiertos todo el día, incluso los sábados, no tengo problemas para encontrar hueco en la agenda.



María Cruz Pérez Martínez


“La única pena que tengo es no haber venido antes”

 

_DSC0005Muchas veces asociamos la visita al dentista con un desembolso económico importante, dilatamos nuestras revisiones o los tratamientos  y por temor  a desequilibrar nuestro presupuesto familiar y eso  no tiene que por qué ser así. Es el caso de Mª Cruz Pérez

.- Sabía que tenía que hacerme una ortodoncia y me faltaba una pieza, por lo que el resto de la dentadura se estaba desplazando. Lo iba dejando pasar, por pereza, porque nunca era un buen momento. Un día me dieron un folleto de Clínicas laserdental con una oferta muy interesante y me decidí a consultar mi caso. Me hicieron un examen gratuito y un presupuesto que me pareció muy bien, con todo tipo de facilidades.

.- ¿Y cúal ha sido el resultado?

.-De eso ya hace más de dos años, y el resultado ha sido muy bueno, y eso que vine tarde por dejarlo pasar, tenía más desgaste en las piezas… La única pena que tengo es no haber venido antes.

.- ¿Qué destacaría de nuestra clínica?

.- Que nunca tienes que esperar para que te atiendan, desde el personal de recepción te citan de tal manera que se adapte a tu agenda y cuando vienes casi no te da tiempo a sentarte en la sala de espera. Eso me viene muy bien porque yo como trabajo ando siempre a cien.



 

María Jesús Leo


“Estoy en la sala de espera de esta Clínica como en mi casa”

 

En ocasiones, hay pacientes con casos clínicos complicados a los que los odontólogos  recomiendan medidas drásticas, sin embargo la filosofía de Clínicas Laserdental es buscar el tratamiento más adecuado, por muy complejo que sea, para salvaguardar la dentadura propia del paciente. Eso es lo que le pasó a Mª Jesús Leo:

_ Llegué de rebote a esta Clínica, había perdido uno diente, un pale_DSC0007to como yo los llamo a los incisivos de la parte superior, por una infección en el hueso. Yo era consciente que se trataba de un problema muy serio, consulté con dos dentistas y ambos querían quitarme toda la dentadura por el problema del hueso en la mandíbula. Pero yo no estaba de acuerdo y busqué una Clínica, que no fuese una franquicia de ésas, donde poder consultar a más profesionales. Así llegué a Laserdental, donde me trató desde el principio el Dr. Fernando Orbezo y él fue quién me dio la solución: tratar la infección, elevar el seno de la mandíbula y poner un implante,  para salvar el resto de la dentadura superior.

¿Y funcionó?

_ Bueno, todavía estamos en ello, ya me dejó muy claro que era un tratamiento a largo plazo, pero estoy encantada, el doctor Fernando es tan suave, tan amable. Estoy muy contenta, no ves como vengo al dentista, estoy en la sala de espera como si estuviera en mi casa.

_ Su hija, Naiara Foengas, también parece muy  cómoda

_ Ella viene encantada, ya se ha hecho aquí empastes y endodoncias, ahora estamos de revisión por sus brackets. Nosotras no somos de esas personas con miedo al dentista. A mi hija le encantan los médicos, eso significa que la tratan muy bien o que ella es muy buena paciente (risas). Pero es que desde que entras en la recepción y te atienden Cristina, María o Vanesa, ya notas el cariño y el buen trato de esta Clínica. ¿Cómo no voy a estar a gusto?



Dimas Martínez


“Recomiendo Laserdental a todo el mundo, ya van más de siete u ocho amigos que se han hecho clientes por lo que les cuento”

 

Dimas Martínez minero, fundador de la extinta Radio Parpayuela es cliente de Laserdental desde hace más de tres años. Su dentista habitual en Mieres no supo solucionarle un problema que tenía y un compañero de la radio le pasó un folleto de la Clínica Laserdental que le habían dejado en el coche. Esa fue la primera vez que supo de la existencia de Laserdental, como veranea en Gijón, aprovechó su estancia en la ciudad para visitar la Clínica y le gustó lo que vio.

_”Si, porque lo primero que me hicieron fue un estudio gratuito de la boca para ver qué era lo que me pasaba y qué tratamiento iba a necesitar. Ese primer detalle ya me gustó porque siempre me habían cobrado por hacerme un estudio además del tratamiento. Yo como soy muy curioso y estaba acostumbrado a tratar con información en la radio les hice muchas preguntas y me dieron todo tipo de aclaraciones y de datos. Después me dieron un presupuesto muy ajustado y que pude financiar. También me ganaron por el trato que dan y la manera de atender de la gente que trabaja en la Clínica. Mientras mi mujer espera por mi le ofrecieron un café y estuvo esperándome encantada en la sala de espera que hay, que es como un jardín, nada parecido a lo que te esperas en la consulta del dentista. Para mí la atención es primordial, los doctores, las enfermeras, las recepcionistas; todos te dan un trato estupendo”.

¿Le solucionaron su problema?

_”Vaya que si me lo solucionaron, llevo siete implantes: cuatro arriba y tres abajo y no noto nada. Es como si toda la dentadura fuese mía, como si hubiera nacido con ellos. El tratamiento duró un año y tenía que ir una vez al mes, aprovechaba también la visita al dentista para ir a cortarme el pelo que hay un peluquero cerca de la Clínica que me gusta mucho (risas). Ahora ya sólo tengo que ir a las revisiones y nunca me encuentran nada, estoy fenomenal. Sólo voy por eso y por acompañar a la familia o los amigos que van a Laserdental por recomendación mía”.

¿Nos recomienda Ud.?

_”Claro, ya van más de siete u ocho amigos que se han hecho clientes por lo que les cuento de mi experiencia. Tengo un amigo que le tiene mucho miedo al dentista y cuando va pide que lo anestesien bien y sale encantado. Yo no soy de los que tengo miedo, tengo respeto, cuando salgo me duele hasta la coronilla de la tensión, pero miedo no me dan.  El mes que viene me toca volver y tan tranquilo”.



Elisa Méndez


“Mi miedo al dentista venía de una mala experiencia, en Laserdental se me quitó todo el miedo”

El miedo al dentista e una de las causas que nos impiden tener una dentadura en condiciones, es una barrera psicológica que a muchas personas les cuesta vencer. Según algunas encuestas ir al dentista es la segunda causa de miedo entre la población, la primera es hablar en público y la tercera,  el miedo a las arañas.  El origen de la fobia a la consulta del odontólogo puede tener varios motivos: hay que admitir que ir al dentista no es divertido; los dentistas pinchan y manipulan una parte muy sensible de nuestro cuerpo. Por lo general, una mala experiencia con el dentista anterior es el motivo principal del miedo.

El caso de Elisa Méndez es un ejemplo de ello. La propia Elisa lo explica con gran claridad:

.- Más que miedo lo mío era ya pánico. Mi anterior dentista me había colocado una dentadura postiza en la parte de arriba, me molestaba, me hacía daño, no podía comer, hablaba mal. Yo iba a su consulta a decirle lo que me pasaba y él me respondía que eran cosas mías, de mi imaginación que estaba obsesionada y que lo mío era para ir al psicólogo. Una tarde fuimos con unos amigos a tomar chocolate con churros a una céntrica cafetería de Gijón y allí un chico muy simpático vestido de mayordomo nos dio un folleto de Laserdental. A pesar del miedo que me daba fui a la Clínica a hacerme un empaste en un diente. Y ya fue otra cosa, fueron tan suaves, tan atentos que me atreví a consultarles lo de mi dentadura postiza entonces me pasaron con Pedro, el implantólogo y me cambió la vida.

.- ¿Nuestro implantólogo Pedro Hernández de Almeida?

.- Si, es el mejor. Pedro me puso una prótesis en la dentadura de arriba tan bien que parece que los dientes son míos. Después me animé a ponerme unos implantes en la dentadura de  abajo en la parte izquierda y ahora me van a operar para ponérmelos en la derecha. Aquí en Laserdental me trataron tan bien, que se me quitó todo el miedo. Pasé del miedo  a venir al dentista como quien va de visita. Incluso a las operaciones vengo tranquila.  Estoy tan encantada que ya traje a mis dos hijos a la clínica, no sólo para que me acompañaran sino como pacientes también. Al marido de mi vecina, que es camarero,  le faltaban las dos primeras muelas de la dentadura de arriba, según él parecía “Drácula” y le convencí para que fuera a Lasedental y ahora está encantado. Y a otro vecino, un chico joven con el que me llevo muy bien, amigo de mis hijos, pues ahora también es cliente de la Clínica.



Comments are closed.

  • Servicio al Cliente

    Para pedir cita o cualquier consulta, no dude en ponerse en contacto con nuestros profesionales.

    SEDE PRINCIPAL
           :: GIJÓN, Calle, Pablo Iglesias, Nº41- Bajo. Tel. 985 196 300
           :: VITORIA, Calle Manuel Iradier, 11 Bajo. Tel. 945 141 223

    ¡ Os esperamos !

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies